Diferencia entre mandevilla y dipladenia

Bienvenidos al blog de jardinería, donde hoy nos enfocaremos en una comparación detallada entre dos plantas de flores populares: Mandevilla y Dipladenia. A menudo, estas dos plantas son confundidas debido a su apariencia similar y características compartidas, sin embargo, cada una tiene sus propias características únicas que las hacen diferentes entre sí. En este artículo, exploraremos las diferencias clave entre estas dos plantas para ayudar a los jardineros a tomar una decisión informada sobre cuál de ellas es la mejor para su jardín.

¿Qué otro nombre tiene la dipladenia?

Si estás familiarizado con las plantas de enredadera, seguramente habrás oído hablar de la dipladenia y la mandevilla. Estas dos plantas son muy similares y a menudo se confunden, pero tienen algunas diferencias notables.

Una de las preguntas más comunes sobre la dipladenia es: ¿qué otro nombre tiene? La respuesta es que la dipladenia también se conoce como manaca, jazmín brasileño o azucena trepadora.

La dipladenia es originaria de América del Sur y Central, y es una planta trepadora de crecimiento rápido con hojas verdes brillantes y flores en forma de trompeta. Las flores pueden ser de color rosa, rojo, blanco o una combinación de estos colores, y florecen durante todo el año en climas cálidos.

A diferencia de la mandevilla, la dipladenia tiene hojas más grandes y redondeadas y flores más cortas y anchas. También tiende a ser más resistente a las enfermedades y plagas.

Ahora que sabes que la dipladenia también se conoce como manaca, jazmín brasileño o azucena trepadora, podrás identificarla con más facilidad en el futuro.

https://www.youtube.com/watch?v=2PEFAtLvCuA

¿Cuántos tipos de dipladenia hay?

Si te estás preguntando cuántos tipos de dipladenia existen, estás en el lugar adecuado. Aunque a menudo se confunde con la mandevilla, la dipladenia es una planta trepadora con flores grandes y vistosas que es originaria de América del Sur.

Leer:  ¿Qué plantar junto a los calabacines?

Existen alrededor de 15 especies de dipladenia, aunque la más comúnmente cultivada es la Dipladenia sanderi. Esta especie tiene hojas verdes brillantes y flores en forma de trompeta que pueden ser de diferentes colores como rosa, rojo, blanco o incluso bicolor.

Otra especie popular es la Dipladenia boliviensis, que tiene flores más pequeñas pero en mayor cantidad que la Dipladenia sanderi. Las flores de la Dipladenia boliviensis también son más fragantes y pueden ser de color amarillo o naranja.

Además de estas dos especies, también existen otras variedades de dipladenia como la Dipladenia splendens, Dipladenia urophylla y Dipladenia myoporoides. Cada especie tiene sus propias características y requerimientos de cuidado.

Si estás pensando en cultivar una dipladenia, es importante que investigues sobre la especie que tienes y sus necesidades específicas para asegurarte de que florezca y crezca saludablemente.

¿Cómo enredar una dipladenia?

Si eres un amante de las plantas, es posible que ya conozcas la dipladenia y la mandevilla, dos de las plantas trepadoras más populares en el mundo de la jardinería. Aunque ambas pertenecen a la familia de las Apocynaceae y tienen muchas similitudes, hay algunas diferencias clave que las distinguen.

Una de las principales diferencias entre la mandevilla y la dipladenia es la forma en que trepan. Mientras que la mandevilla tiene zarcillos que le permiten agarrarse a cualquier soporte, la dipladenia necesita una ayuda extra para enredarse y trepar. Pero no te preocupes, enredar una dipladenia es fácil si sigues estos pasos:

  1. Proporciona un soporte: Para que la dipladenia pueda trepar, necesitarás proporcionarle un soporte fuerte y resistente. Puedes utilizar una reja, una cerca o un enrejado para este fin.
  2. Coloca la planta junto al soporte: Una vez que tengas el soporte listo, coloca la planta al lado de él y asegúrate de que esté bien equilibrada.
  3. Enreda los tallos: Toma los tallos de la dipladenia y enredalos alrededor del soporte en espiral. A medida que la planta crece, tendrás que seguir enredando los nuevos tallos.
  4. Ata los tallos: Si los tallos de la dipladenia son demasiado blandos y no pueden sostenerse por sí solos, puedes atarlos al soporte con una cuerda suave o una cinta de jardín. Asegúrate de no apretar demasiado para no dañar la planta.
  5. Proporciona agua y abono: Para que la dipladenia crezca y florezca adecuadamente, necesita agua y abono regularmente. Asegúrate de regar la planta regularmente y fertilizarla con un abono equilibrado durante la temporada de crecimiento.
Leer:  Cuáles son las plantas de ciclos anuales?

Ahora que ya sabes cómo enredar una dipladenia, podrás disfrutar de su belleza y elegancia en tu jardín o terraza. Recuerda que al igual que la mandevilla, la dipladenia es una planta tropical y necesita un clima cálido y húmedo para prosperar. Con los cuidados adecuados, podrás disfrutar de sus hermosas flores durante todo el verano.

¿Cómo hacer florecer la Mandevilla?

La Mandevilla es una planta trepadora que es popular por sus hermosas flores en forma de trompeta. A menudo se confunde con la Dipladenia debido a su aspecto similar, pero hay algunas diferencias clave entre las dos plantas. En este artículo, explicaremos las diferencias entre Mandevilla y Dipladenia y cómo hacer florecer la Mandevilla.

Diferencias entre Mandevilla y Dipladenia

Ambas plantas pertenecen a la familia Apocynaceae y son originarias de América del Sur. La principal diferencia entre las dos plantas es que la Mandevilla tiene hojas más grandes y brillantes, mientras que la Dipladenia tiene hojas más pequeñas y opacas. Las flores de la Mandevilla también son ligeramente más grandes que las de la Dipladenia y tienen una forma ligeramente diferente.

Cómo hacer florecer la Mandevilla

Para hacer florecer la Mandevilla, es importante proporcionarle las condiciones adecuadas. La Mandevilla prefiere un clima cálido y húmedo y necesita mucha luz solar para florecer. Coloca la planta en un lugar donde reciba al menos seis horas de luz solar directa al día.

La Mandevilla también necesita suelos bien drenados y ricos en nutrientes. Asegúrate de regar la planta regularmente y fertilizarla cada dos semanas durante la temporada de crecimiento con un fertilizante rico en fósforo para promover la floración.

Leer:  Reproducción del jazmín de Madagascar mediante semillas

Además, la poda regular también puede ayudar a estimular la floración. Corta los tallos más largos y débiles para fomentar un nuevo crecimiento y una floración más abundante. También puedes podar la planta después de la floración para mantener su forma y tamaño.

Con los cuidados adecuados, podrás disfrutar de hermosas flores de trompeta en tu Mandevilla durante toda la temporada de crecimiento.

Conclusión

En resumen, aunque ambas plantas son muy similares en apariencia y pertenecen a la misma familia, hay algunas diferencias clave entre la mandevilla y la dipladenia. La mandevilla tiene hojas más grandes y brillantes, flores más grandes y vistosas y es más adecuada para climas más cálidos. Por otro lado, la dipladenia tiene hojas más pequeñas y flores más pequeñas y se adapta mejor a climas más frescos.

Es importante conocer estas diferencias para poder elegir la planta adecuada para su jardín o espacio exterior. Ambas plantas son hermosas y pueden agregar color y vida a cualquier área en la que se planten.

Deja un comentario